El macho del caballito de mar (del género  Hippocampus ), además de ser unos de los mas afectuosos a la hora del cortejo donde lo vemos entrelazando su cola con el de la hembra, dando esa imagen que tanto nos gusta a los amantes de la fotografía submarina, es de los machos que mas cuidado tiene de los huevos a partir de los cuales saldrá su nueva prole.     Una vez unido a la hembra, el macho deja salir su líquido seminal al exterior. Luego la hembra, deposita los huevos en el interior del saco del macho. Es en este momento en el que el esperma y el huevo entran en contacto produciéndose así la fecundación de este último. Esto